Contar con un plan de previsión funeraria puede ayudar bastante a que los gastos no se multipliquen cuando ocurra alguna pérdida.

Los beneficios de adquirir un plan de previsión funeraria son varios. Comprarlo con antelación puede representar un ahorro significativo ya que contratar los servicios de un momento a otro suele ser más costoso.

Otro beneficio es que podemos pagarlos poco a poco, aunque no lo necesitemos en ese momento.

Además, evitará tener que realizar trámites y otros procesos que hacen más complicado el momento de perder a un ser querido.

Si quieres adquirir un plan funerario hay que considerar varios factores. Lo primero es investigar sobre los planes que ofrece cada empresa y comparar precios y servicios. El plan que elijas debe ser personalizado, según tus necesidades y posibilidades. Por lo general, el servicio que se ofrece es completo, incluye ataúd, urna para cenizas si se opta por la cremación, recolección del cuerpo, preparación estética, gestoría de trámites, asesoría y dirección del funeral, atención personal, capilla, etcétera.

El precio de cada servicio varía dependiendo de lo que incluya.