Internet está transformando la forma de adquirir productos en el sector funerario, lo que ha provocado que las compañías se renueven y opten por portales modernos para ofrecer sus servicios.

Las funerarias se están sumando al campo digital para ofrecer a sus clientes una mayor personalización mediante plataformas digitales que porporcionan todo tipo de información.

Algunas de las tendencias incluyen un aumento de los productos online, mayor demanda de cremaciones, cambios en la percepción de los funerales, sitios personalizados para los eventos, equilibrio entre tradición y modernidad, webs de ayudas y redes sociales agregadas a la experiencia.

Los adelantos de la tecnología y la modernización del sector facilitan el proceso y lo hacen más eficaz.

Muchas herramientas pueden usarse desde antes del fallecimiento, como aplicaciones que permiten dejar constancia de los deseos a la hora de partir y cómo quiere la ceremonia. El usuario puede escoger el ataúd, tipo de entierro, la ropa, música a escuchar, lugar de la ceremonia, etcétera. Esta información se guarda en la aplicación para ser usada más tarde.

Otra novedad son los códigos QR en las lápidas para suministrar información del fallecido.

También se están iniciando los servicios para la transmisión de funerales en la red, pudiendo verlo en directo o diferido, para amigos o familiares que no pueden asistir a la ceremonia.